Los vehículos eléctricos no podrían entenderse sin todas aquellas innovaciones tecnológicas que han ido surgiendo de los últimos años hasta ahora. Y entre ellas, han ido surgiendo avances que han dado lugar a componentes tan útiles como es la frenada regenerativa.

El KERS (‘Kinetic Energy Recovery System’) o Sistema de Recuperación de Energía Cinética es lo que conocemos en el mundo de la automoción como la frenada regenerativa.

Aunque la frenada regenerativa no es una característica exclusiva de los vehículos eléctricos, también lo podemos encontrar en vehículos híbridos, autobuses urbanos e incluso en algunos vehículos de combustión, pero siendo en los eléctricos donde más importancia tienen ya que puede ayudarnos a aumentar la autonomía disponible.

Que es la frenada regenerativa imagen destacada

¿En qué consiste la frenada regenerativa?

Imagina la siguiente situación, vas conduciendo tranquilamente y de pronto tienes que esquivar un obstáculo de la carreta o tienes que pararte pararte de forma urgente en un semáforo, por lo que debes frenar con intensidad. Pues bien, esta acción produce una energía que se perdería en el limbo si tu vehículo no cuenta con la característica y componentes de la frenada regenerativa.

La frenada regenerativa es un sistema de freno que aprovecha la energía cinética del coche para generar energía eléctrica, a través del movimiento de las ruedas, y que permite frenar el vehículo y además aumentar la autonomía de su batería.

La importancia de este sistema de frenado en los vehículos eléctricos es enorme, puesto que permite incrementar los kilómetros de autonomía, ayudando a reducir el consumo de la energía disponible y poder explotar todo su potencial.

Eso si, cuando más podremos disfrutar de los beneficios de la frenada regenerativa será cuando realicemos trayectos urbanos o por ciudad, con muchas paradas entre semáforos, ceda el paso, etc. Pudiendo nuestro vehículo eléctrico acumular una cantidad de energía lo suficiente como para aumentar la autonomía del mismo unas cuantas cifras.

La principal diferencia con el sistema de frenado tradicional de los vehículos de combustión, es que este requiere un consumo de energía, y la frenada regenerativa no solo no gasta nada de energía, sino que hace que esta se vea aumentada y almacenada en la batería del vehículo eléctrico.

Esta tecnología de la frenada regenerativa seguirá evolucionando y desarrollándose cada vez más, y en la medida que avance, irá teniendo más valor para los vehículos eléctricos.

¿Cuáles son las ventajas de la frenada regenerativa?

Vamos a ver las ventajas que un sistema de freno regenerativopuede aportar a cualquier vehículo eléctrico en el que venga instalado, aunque hay algunas que ya hemos mencionado antes:

 

  • Incremento de la autonomía
  • Menor desgaste del sistema de frenos
  • Alimentación de sistemas auxiliares

Las ventajas de la frenada regenerativa serán mayores o menores en función de factores como el modo seleccionado, el tipo de vehículo y sus características.

Que es la frenada regenerativa imagen de entrada

¿Cómo sacar el máximo partido a la frenada regenerativa?

Aunque el sistema de frenada regenerativa es un avance tanto en materia de tecnología como de sostenibilidad, no se trata de frenar y ya está, sino que debemos aprender a sacarle el máximo partido posible.

En muchos vehículos eléctricos podemos modificar el modo de frenado, para utilizar el más indicado según la situación en la que nos encontremos, por ejemplo hay modos específicos para ciudad, o para descensos largos o curvas pronunciadas.

Por lo que tendremos que aprender muy bien cuales son los modos disponibles de frenada regenerativa en tu vehículo eléctrico, para así aprovechar al máximo sus beneficios tanto en aumento de la autonomía de kilómetros disponible, como en el mantenimiento general del vehículo.

Sin embargo, el freno regenerativo nunca debe considerarse un sustituto de los sistemas de frenado tradicionales, sino como un complemento, puesto que no es tan efectivo como ellos, o al menos, por ahora.

La frenada regenerativa en los vehículos de Activacar

Todos los vehículos eléctricos disponibles en nuestros servicios de carsharing cuentan con el sistema de frenada regenerativa integrado, ayudando a disfrutar de mayor autonomía en los desplazamientos de nuestros usuarios y usuarias.

Aunque la frenada regenerativa supuso un avance sin igual para la movilidad eléctrica, tampoco hace milagros, por eso la mejor forma de mantener la autonomía siempre a punto siempre será disponer de una infraestructura de recarga adecuada.

Y recuerda, si tienes cualquier duda o necesitas ayudas con cuestiones relacionadas con movilidad y vehículos eléctricos, escríbenos a nuestro formulario de contacto, y te ayudaremos en todo lo que podamos.