Conducir un vehículo eléctrico es una sensación increíble, y ya no solo por el silencio absoluto del motor, sino porque sabes que por cada kilómetro recorrido no se está dejando una huella de contaminación en el planeta. Sin embargo, conducir un vehículo eléctrico conlleva tener un estilo de conducción eficiente y sostenible, para mantener en un buen estado la autonomía de un vehículo eléctrico, puesto que es limitada. Aunque si te paras a pensarlo, la misma situación ocurre con los vehículos de combustión ¿No?

Por ello, en el post de hoy vamos a hablar sobre 5 consejos clave para mejorar la autonomía de un vehículo eléctrico, y así poder disfrutar de todo el potencial que puede ofrecerte la movilidad eléctrica.

Aumentar la autonomía de un vehículo eléctrico imagen destacada

¿Cómo podemos mejorar el estado de la batería y la autonomía de un vehículo eléctrico?

Hay quien piensa que un vehículo eléctrico no es más que una batería con ruedas, y salvando las distancias, no van muy desencaminados, ya que la batería es una parte fundamental del vehículo, tanto física como económicamente. Además es el componente más importante, puesto que hace que sea más atractivo de cara al público, puesto que determinará la capacidad y la autonomía de un vehículo eléctrico.

Para empezar, en el mundo de la movilidad eléctrica, hay una variable común en todos los vehículos eléctricos que debemos saber y dejar claro, y es que mientras más rápido circulamos o más elementos del vehículo utilizamos, más electricidad vamos a utilizar. Y podemos ser más o menos eficientes en este sentido, que la autonomía del vehículo siempre acabará bajando. Por ello, existen una serie de consideraciones que pueden permitirnos estirar la autonomía de un vehículo eléctrico por cada trayecto y darle una mayor vida útil a su batería.

La primera consideración a tener en cuenta es que en general los vehículos eléctricos, y al igual que pasa con los vehículos convencionales, el mantenimiento básico del coche lo marca el fabricante, por lo que se deben seguir las instrucciones de mantenimiento que figuran en los manuales de los vehículos.

Además, debemos saber también que la autonomía de un vehículo eléctrico varía también en función de un serie de factores como son el peso, el tamaño de la batería, las especificaciones del motor eléctrico, el estilo de conducción, las condiciones del entorno, e incluso el aire acondicionado pueden influir en que la autonomía de un vehículo eléctrico sea mayor o menor.

Vamos a ver los que para nosotros son los factores que más influyen en la autonomía de un vehículo eléctrico, y una serie de recomendaciones para mejorarla:

1º Buscar un estilo de conducción eficiente.

Lo primero que debemos tener en cuenta para mantener en un buen estado la batería y la correcta autonomía de un vehículo eléctrico es llevar a cabo un estilo de conducción que sea eficiente y permita disfrutar del total de la vida útil de la batería sin problemas.

Si llevamos a cabo un estilo de conducción basado en la previsión, adelantándose a los acontecimientos dentro y fuera del coche, no solo es más seguro, sino que además nos ayudará a aprovechar al máximo la inercia de nuestro vehículo eléctrico.

Y para conseguirlo debemos intentar conducir el vehículo en su modo ECO, y no realizar acelerones y frenazos innecesarios, que fuercen la energía necesaria del coche para realizar sus movimientos.

Debemos también buscar una velocidad constante y elegir la ruta más eficiente posible, es decir, aquella que nos permita llegar a nuestro destino recorriendo el menor número de kilómetros posible, y si es posible, realizar el trayecto por ciudad, ya que gastaremos menos energía que por carretera o autopista.

Otro detalle que puede ayudarnos a lograr una conducción más eficiente es por ejemplo limitar el uso de la calefacción o el aire acondicionado, puesto que es un elemento que si no usamos con sentido común, afectará directamente a la autonomía de un vehículo eléctrico.

2º Favorece el uso de la frenada regenerativa.

Uno de los componentes más llamativos que tienen los vehículos eléctricos es su frenada regenerativa. Consiste en un sistema que permite recuperar parte de la energía empleada al mover las ruedas, cuando pisamos el pedal de freno, o soltamos el pedal del acelerador. Transformando la energía cinética, en energía eléctrica.

A través de un estilo de conducción eficiente como comentamos en el consejo anterior, podremos sacarle el mayor partido posible a la frenada regenerativa de nuestro vehículo, con lo que podremos disponer de una mayor autonomía para realizar los desplazamientos.

3º Siempre llevar a cabo una recarga inteligente.

Otro de los factores que nos van a permitir mantener en un buen estado la autonomía de un vehículo eléctrico, es el de llevar a cabo siempre que sea posible una recarga inteligente y eficiente del vehículo.

Por ejemplo, tenemos la situación que se podría dar si abusamos de la carga rápida, reduciendo la autonomía de un vehículo eléctrico y de la batería a largo plazo. Por lo que lo ideal sería realizar cargas convencionales, salvo cuando necesitemos hacer uso de cargas rápidas por urgencias.

Y debemos intentar siempre que realicemos una recarga, no siempre hacerlo hasta el 100%, salvo cuando tengamos que hacer algún trayecto largo. Lo recomendable es mantener la autonomía entre el 20% y el 80%, para así preservar en mayor medida la integridad de la batería.

Además, cuando vayamos a realizar una recarga, debemos tener también en cuenta un factor muy importante para mejorar la autonomía de un vehículo eléctrico, y es que idealmente la potencia del cargador no debería ser mayor del valor de carga total de la batería.

Es decir, que si por ejemplo tenemos un vehículo cuya batería fuese de 50 kWh, aunque el coche admite cargas a 100 kW, idealmente deberíamos usar cargadores de 50 kW y reservar los de 100 kW para momentos puntuales que tengamos mucha prisa.

En definitiva, para lograr una recarga inteligente del vehículo, entra en juego como es lógico una variable más aparte del propio vehículo, y son los cargadores. Y en lo que se refiere a recarga inteligente de vehículos eléctricos, no hay nada mejor que Wallbox.

4º Control periódico de los elementos del vehículo eléctrico.

Otra de las formas que tenemos para mejorar la autonomía de un vehículo eléctrico es mantener un control sobre el estado de los elementos que conforman dichos vehículos.

Siendo uno de los elementos más importantes el estado de los neumáticos, que también es un consejo aplicable a cualquier vehículo con ruedas. Ya que podremos conseguir un menor consumo de energía, al reducir el rozamiento que la banda de rodadura ejerce sobre el asfalto si mantenemos una correcta presión de los neumáticos.

Sin embargo, con unos neumáticos dotados de presión insuficiente, la superficie de contacto aumentará y será necesario consumir más energía para contrarrestar dicho incremento del rozamiento.

5º Tener precaución con las condiciones climáticas y el entorno.

Las condiciones climáticas y el resto de factores externos del entorno pueden afectar y condicionar el estado de la autonomía de un vehículo eléctrico. Por ejemplo, las altas o bajas temperaturas, pueden afectar a las baterías y ver mermada su capacidad.

Las temperaturas entre los 20º C y 40º C son las ideales para las baterías. Por lo que serán más cortos los periodos entre cargas en lugares con climas especialmente fríos. Por lo que si nos movemos por lugares con condiciones climáticas adversas, planificar muy bien nuestros desplazamientos, por ejemplo, no circulando por la noches en invierno, salvo urgencia, ya que es cuando las temperaturas son más bajas.

¿Cómo gestionamos en Activacar la autonomía de un vehículo eléctrico?

En Activacar, ponemos siempre en práctica todos estos consejos para mantener en perfecto estado las baterías y la autonomía de nuestra flota de vehículos eléctricos, y los tenemos siempre en consideración cuando trabajamos con todos nuestros clientes.

Y si sigues teniendo dudas sobre cómo mejorar la autonomía de tu vehículo eléctrico, te invitamos a que nos escribas o nos llames, y estaremos encantados de poder ayudarte, porque en Activacar somos expertos en movilidad eléctrica y tendremos la mejor solución adaptada a tus necesidades.

Fuentes: Motorpasion, La Vanguardia, Wallbox.