Tenemos claro que el Coche Eléctrico enamora

En estas últimas semanas hemos tenido la suerte de incorporar a nuestra empresa uno de los primeros vehículos eléctricos que ofrecemos a nuestros colaboradores; se trata del Skoda CitigoE iV. Desde Activacar hemos podido comprobar y disfrutar, a partes iguales en todos nuestros desplazamientos, de la cómoda conducción de este tipo de vehículo. Este coche nos ha acompañado estas dos semanas en casi todos nuestros desplazamientos y es por ello por lo que queríamos compartir con vosotros nuestra experiencia.

Esta primera apuesta de coche es un modelo utilitario de ciudad, con una autonomía de 260 km, el cual alcanza una velocidad punta de 140 km / h. En estas dos semanas lo hemos puesto a prueba y os aseguramos que este tipo de vehículo enamora. La conducción es mucho más cómoda y relajada en comparación con un vehículo de combustión interna; el hecho de que no emita ningún ruido y que sea automático representa un gran descanso a la hora de conducirlo. El coche circula por la vía de manera suave y la aceleración que te ofrece un motor eléctrico es infinitamente superior a la de un modelo tradicional.

Este modelo también te ofrece la posibilidad de cargar el coche cuando se está circulando en una pendiente negativa, permitiéndote elegir entre tres niveles dependiendo del nivel de resistencia al que quieres someter el coche y de la inclinación de dicha pendiente. Este sistema te permitirá sumar unos cuantos km a la autonomía del coche y la verdad es que a nosotros nos motivaba bastante el hecho de ir jugando entre estos distintos niveles; este es por así decirlo, bajo nuestro punto de vista un elemento divertido y útil del coche.

Es por ello por lo que la autonomía del coche no supone un problema a la hora de moverse por la provincia de Málaga, que es donde lo hemos probado. Hemos hecho distintos trayectos y hemos conseguido ganar km gracias al sistema de resistencia. El otro día por ejemplo acudimos a Nerja, que está a 68 km de Málaga capital, en el trayecto solo gastamos 63 km de autonomía. Otro día hicimos un recorrido de casi 120 km por distintos puntos de la provincia y acabamos gastando poco más de 100 km.

En relación con el aparcamiento del vehículo y la circulación por la vía pública no hemos tenido ningún problema ya que el coche eléctrico cuenta con numerosas ventajas. Algunas de ellas son:

  • La posibilidad de circular por el carril bus/bici.
  • La existencia de plazas de aparcamiento exclusivas para coches eléctricos en el centro de Málaga.
  • Que se permita aparcar gratuitamente en zonas SARE

Otro de los pilares fundamentales del coche eléctrico es la recarga del mismo, algo que nos ha sorprendido gratamente es la facilidad con la que hemos accedido a distintos puntos de carga que nos han permitido recargar nuestro vehículo de manera gratuita.

En dos semanas habremos hecho entorno a 380 km por lo que hemos probado hasta tres cargadores distintos para ir testeando la rapidez de los mismos y como de accesibles son para el público. Una de las concepciones erróneas que tiene la población respecto a la recarga de vehículos eléctricos es que no se asemeja a la de los vehículos de combustión interna. En este tipo de vehículos no esperamos a que la batería este a 0, sino que en cada desplazamiento que hacemos, nos planteamos donde podríamos dejar el coche cargando un rato mientras que realizamos las distintas gestiones.

La primera vez que lo cargamos fue en el parking de la estación de tren Maria Zambrano, el cual tiene un cargador rápido instalado y que nos permitió cargar el coche al 100% en menos de una hora.

Después hemos ido probando cargadores de varias marcas y en ubicaciones distintas, por ejemplo, cargamos durante 1 hora y media en el cargador de Tesla en Tabacalera, cargándose cerca de un 30% del total; teniendo en cuenta que los cargadores lentos solo tienen una potencia de 7,4 kW/h.

También acudimos un día a la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga para una gestión rápida, por lo que conectamos nuestro coche al cargador que había en su parking.

Transcurrido solamente dos semanas desde que tenemos este coche no podemos transmitiros otra cosa sino la más grata experiencia y como el vehículo eléctrico nos ha acabado encandilando para incluso empezar a plantearse la adquisición de este tipo de coche a título individual.

Son muchas ventajas las que tiene este medio de transporte, el hecho de que no emita ningún gas contaminante, que tenga menos averías que los coches con motores tradicionales, las ventajas fiscales, las facilidades para aparcar y la conducción más relajada y suave; todas estas razones hacen que estemos encantados con nuestro coche y pensamos que la gente que pruebe este tipo de vehículos va a acabar enganchada a la movilidad eléctrica.

¡Ya sabéis!

¡Apostad por la #movilidadsostenible!

El equipo de Activacar.