La sociedad cada vez es más consciente de  la amenaza medioambiental que supone el cambio climático. El ser humano ha de enfrentarse a esta difícil cuestión intentando promover el uso de fuentes de energía renovables y dejando de lado los combustibles fósiles que tanto daño hacen a nuestro planeta.

Tenemos que empezar a cambiar ciertos hábitos de nuestra vida cotidiana y profesional; intentando minimizar nuestro impacto en el medio ambiente, con el objetivo de dejar un mundo más próspero para nuestros descendientes.

La huella ecológica es un indicador de sostenibilidad que enfrenta el impacto por habitante con los recursos naturales que el país tiene. En el caso de los españoles, contaminamos casi ¡3! veces más de lo que nuestros bosques, pastos y mar son capaces de producir, lo cual es insostenible a largo plazo.

Pero el indicador en el  que nos queremos centrar  en este post es el de la Huella de Carbono; el cual cuantifica la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que emitimos a la atmósfera como consecuencia de cualquier actividad. En este caso nos interesa conocer mejor el impacto que tienen los trabajadores en el medio ambiente durante sus desplazamientos a su puesto de trabajo.

El transporte es el segundo componente que más influye en la huella de carbono, representando un 23,4 % y estando solo por detrás de la industria. De acuerdo con la comunidad juntos por el clima, el coche representa el 12% del consumo total de energía que abarca una persona. Por lo que se ha convertido en indispensable el buscar nuevas alternativas de movilidad que sean más sostenibles y menos contaminantes.

Es por esto que el ciudadano está empezando a optar por vehículos híbridos o eléctricos que son más respetuosos con el medio ambiente o utilizar medios de transporte públicos.

Las empresas están analizando distintas líneas de actuación con el fin de mejorar la movilidad de sus empleados y reducir la huella de carbono de la organización. Se están llegando a implantar distintas medidas que ayudarían a la consecución de dichos objetivos como:

  Líneas específicas de transporte público para polígonos o áreas empresariales. Inditex ya fleta un servicio de autobús en ruta en Coruña para sus empleados.

  Las empresas prestan ayudas económicas a los trabajadores para sufragar el coste del transporte público.

  Las nuevas alternativas de movilidad como carpooling para los trabajadores que vivan cerca o  el coche multiusuario por servicio de carsharing.

En Activacar ofrecemos un servicio de carsharing 100 % eléctrico para las empresas con el fin de que promuevan la movilidad sostenible entre sus empleados. Este servicio reduciría la huella de carbono de los trabajadores que tienen que desplazarse durante su jornada laboral, ya que la empresa pondría un coche eléctrico a disposición de sus empleados.

Una frase que nos gusta y compartimos en Activacar es la de  “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.” Eduardo Galeano.

¡Apuesta por la movilidad sostenible!

Contáctanos en redes sociales.