El vehículo eléctrico se hace notar cada vez más en las carreteras de todo el mundo, incrementando su número en los últimos años, por ende, el mercado de los puntos de recarga es cada vez es más amplio encontrándonos con una gran variedad de marcas que apuestan por el futuro del vehículo eléctrico y una movilidad más sostenible libre de emisiones de CO2 en la atmósfera y reducir así el impacto ambiental.

En este blog hablaremos de los diversos puntos de recarga que ofrecemos en nuestra tienda online, clasificándolos por marca, ubicación y potencia de los mismos, siendo también importante qué  factores son necesarios para saber cómo catalogarlos.

Comenzamos por los cuatro modos de carga existentes para los vehículos eléctricos, ordenados de menor a mayor potencia.

 

  • Modo 1 o Schuko, es el más sencillo ya que puedes conectar el vehículo directamente mediante un enchufe clásico doméstico. Normalmente se usan para vehículos que no superen los 230V como pequeñas motos o bicis eléctricas.

 

  • Modo 2 o carga lenta, se trata de una carga monofásica que se realiza con un voltaje de 230V y un máximo de 3,7 kW. Se conecta el vehículo eléctrico o híbrido a la red eléctrica mediante un adaptador para obtener seguridad de carga.

 

  • Modo 3 o carga semi-rápida, es más seguro, fiable y mucho más rápido, se trata de corriente alterna permitiendo una recarga monofásica o trifásica hasta los 32A, se usa especialmente para coches 100% eléctricos y es obligatorio que los puntos de recarga sean de uso público.

 

  • Modo 4 o carga rápida, es de corriente continua, permite recargar como mínimo un 70% de la batería en menos de 30 minutos con una potencia mayor de 50 kWh, es de uso externo para las electrolineras, dónde se podrá cargar el vehículo durante trayectos largos o situaciones que dispongamos de poco tiempo, aunque esto último no es recomendable para uso diario ya que la calidad de la batería puede verse afectada.

 

El segundo factor a tener en cuenta son los tipos de conectores que se necesitan para cada uno de los modos de recarga explicados anteriormente.

  • Los primeros conectores en aparecer fueron los del Tipo 1 y CHadeMO 3.

 

  • Tanto el tipo 1 como el tipo 2 recogen recarga alterna, pero el primero solo puede ser monofásico y el segundo es monofásico y trifásico.

 

  • EL Tipo 2 y el CCS Combo 2 a diferencia de los demás poseen un bloqueador del conector para evitar robos o que se desprenda del vehículo eléctrico.

 

  • Tanto CHAdeMo 3 como CCS Combo 2 recogen recarga continua, pero este primero está limitado hasta los 200-250 A.

 

  • CCS Combo 2 está siendo cada vez más popular entre los fabricantes, al contrario que el CHadeMO 3 que está perdiendo su protagonismo considerablemente.

 

El tercer y último factor son los tiempos de carga para un vehículo eléctrico agrupándolos en carga estacionaria, carga regular y carga momentánea. Ordenados de menor a mayor intensidad y potencia.

 

Una vez aclarados los puntos clave, mostraremos los modelos de los puntos de recarga con los que trabajamos, clasificándolos según su marca, ubicación y potencia (menor a mayor). 

  • Marcas: Wallbox, Circutor, Etotem y Juice.

 

  • Ubicación: Aparcamiento Multiusuario en Interior, aparcamiento Multiusuario en Intemperie, Cargadores Rápidos para Intemperie, Cargadores Portátiles.

 

  • Potencia: Hasta 7,4, de 22-44 kW, más de 50 kW.

 

Si quieres saber más de un producto en específico haz click en la imagen.

 

 

 

 

 

-Aparcamiento Multiusuario en Interior:

 

 

 

 

 

-Aparcamiento Multiusuario en Interior:

 

-Aparcamiento Multiusuario en Intemperie:

 

-Cargadores rápidos para intemperie:

 


 

 

 

 

-Aparcamiento Multiusuario en Interior:

 

-Aparcamiento Multiusuario en Intemperie:

 

-Cargadores rápidos para intemperie:

 

 

 

 

 

 

 

 

– Cargadores portátiles:

 

En conclusión, todas las soluciones que ofrecemos están compuestas por equipos que pueden funcionar de forma autónoma y por equipos, con comunicaciones que permiten funciones específicas a través de software adaptado a cada tipo de instalación.

Poseen una robustez frente a su utilización y al vandalismo, así como la facilidad de instalación y uso, son algunos de los aspectos que se han tenido muy en cuenta a la hora de diseñar estos equipos. Así mismo, destacan por un alto nivel tecnológico integrado. 

Los puntos de recarga para estacionamiento multiusuario se han dotado de un sistema de acceso y pago de energía mediante tarjetas sin contacto. En definitiva, todo el proceso de recarga se puede realizar con tan solo unos pocos pasos por cualquier usuario sin necesidad de conocimientos técnicos. 

 

Para más información contacte con nosotros enviandonos un correo a tienda@activacar.com

 

¡Ya sabéis!

¡Apostad por la #movilidadsostenible!

El equipo de Activacar.