España está posicionada como uno de los últimos países de la Unión Europea en cuanto a infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos instalados; solo un 3% de los cargadores de toda la Unión se encuentran en nuestro país, lo cual acarrea un claro problema respecto a la lenta adaptación de la sociedad española al vehículo eléctrico, debido a la ausencia de suficientes puntos de recarga en España.

El indicador sobre los puntos de recarga en España señala que mejoró en el año 2021 de 7,5 puntos a 9. Hecho que lo sitúa muy por debajo de la media Europea que está a 18,1 puntos y de los países líderes de la UE como Países Bajos, Francia y Alemania. Los países con mejores datos son Noruega con 168,3 puntos y Países Bajos con 114

Puntos de recarga en España imagen destacada

El desafío de los puntos de recarga en España

Es imprescindible para un país invertir en infraestructura de puntos de recarga, ya que la falta de los mismos es una de las principales preocupaciones que tiene el español a la hora de decidir si optar por un coche eléctrico; al igual que lo era antes el mayor coste que suponía la compra de este tipo de vehículos o la baja autonomía de kilómetros que tenían la mayoría de los mismos, factores que se han ido mejorando a lo largo de los años, y que en los venideros serán casi inexistentes.

Los españoles son conscientes de que para realizar trayectos cortos y cotidianos el vehículo eléctrico es una solución perfecta, pero también que a la hora de hacer trayectos más largos con un vehículo eléctrico, como por ejemplo en un viaje, tendrán que parar obligatoriamente a cargarlo.

Algunas de las principales problemas con los que se suelen encontrar los usuarios de vehículos eléctricos que quieren realizar la recarga en nuestro país son:

  • La ubicación de los puntos de recarga en España: Ya que existen demasiadas aplicaciones y mapas, por lo que no hay una sola donde estén todas unificadas. También hay carreteras en las cuales todavía no hay cargadores rápidos.
  • La velocidad de carga: Existen hasta cinco tipos de carga, siendo los más buscados cuando está uno a mitad de un viaje los de carga rápida y ultra rápida; siendo solo 15-20 minutos de carga, pero habiendo muy pocos de este tipo de puntos de recarga en España. Siendo la media de espera de carga 1 hora y media.
  • La forma de pago: Todavía no está generalizada la forma de pago en todos los puntos de recarga en España . Las distintas empresas que gestionan el cargador tienen también distintos modos de pago. Algunas aceptan tarjeta de crédito, otras se pagan a través de una app y otras a través de tarjetas RFID.

Por lo tanto la implantación e instalación de un mayor número de puntos de recarga en España se ha convertido en un desafío si queremos llegar a los números que se planteaban en la Agenda 2030 de contar con 340.000 puntos de recarga en España de carga pública, ya que a día de hoy contamos con cifras cercanas a los 15.000, de los cuales solo un 10% serían de carga ultra-rápida, que asemejarían el tiempo de carga a los 8 o 10 minutos que tardamos en repostar en una gasolinera los vehículos de combustión.

Además, como ya sabemos, los vehículos de combustión tienen fecha de caducidad, y aunque la fecha todavía no es definitiva, todo parece indicar que a partir de 2035 será una realidad, ya que muchos países y empresas del sector están presionando para ello. Por lo que lo más seguro es que el número de vehículos eléctricos que circulan por nuestras carreteras sea cada vez mayor en los próximos años, y la falta de puntos de recargas en España puede suponer un problema aún mayor.

Fuente de los datos de las gráficas: ANFAC

La solución a la falta de puntos de recarga en España

La solución al problema de la ausencia de un número suficiente de puntos de recarga en España, pasa en primer lugar por aunar esfuerzos entre todas las partes implicadas, desde un mayor número de empresas públicas y privadas expertas en movilidad eléctrica y todo lo relacionado con ella, y hasta una mayor implicación de las instituciones públicas en la creación de nuevas medidas que impulsen el desarrollo de la electro-movilidad en nuestro país.

Medidas relacionadas con el aumento de los puntos de recarga en España como el Decreto-ley 29/2021 que establece que antes del 1 de enero de 2023, todos aquellos aparcamientos públicos que dispongan de más de 20 plazas tendrán que instalar al menos un punto de recarga, a partir de estos números, deberán disponer de otro punto de recarga por cada 40 plazas más, hasta llegar al millar. Y a partir de aquí, de otro punto de recarga por cada 100 plazas más.

A esto hay que sumar que todos aquellos edificios públicos con titularidad del Estado, y de organismos vinculados o dependientes, se instalará un puntos de recarga por cada 20 plazas de estacionamiento, y a partir de ahí un punto de recarga por cada 100 plazas.

Pero como siempre pasa, tenemos una de cal y otra de arena, ya que estas iniciativas chocan con la lentitud e inoperancia de los organismos públicos en los tramites para legalizar los puntos de recarga en España destinados a carga rápida, con procesos que pueden llegar a extenderse a los 20 o 30 meses para que los puntos de recarga en España sean aprobados y tramitados.

Por lo tanto, con las medidas actuales no es suficiente, se necesita que se le den todas las facilidades posibles a la electro-movilidad, facilitando la descarbonización del parque automovilístico, potenciando una fiscalidad positiva para los vehículos eléctricos, un plan de ayudas mucho más eficiente para la compra de los mismos y sobre todo, un mayor impulso a la creación de una potente red de recarga pública, con un mayor número de puntos de recarga en España.

Activacar, tu mejor aliado para instalar puntos de recarga en España.

En Activacar conocemos muy bien la situación actual de los puntos de recarga en España, porque trabajamos en el sector de la electro-movilidad, y además, porque somos usuarios de vehículos eléctricos y hemos vivido en primera persona los problemas derivados de la falta de puntos de recarga en España y en sus carreteras.

Trabajamos día a día por conseguir una red de recarga pública lo suficiente potente como para cubrir las necesidades de los conductores/as de vehículos eléctricos en nuestro país, pero de momento, la mejor solución pasa por tener instalado un punto de recarga en el hogar, para tener nuestro vehículo eléctrico siempre a punto.

Por lo que si quieres recibir más información sobre la red de recarga pública en la que estamos trabajando, ActivaCharge, o más información para instalar un punto de recarga en tu hogar, en tu garaje o en tu trabajo, contacta con nosotros, y te ayudaremos a resolver y despejar todas tus dudas.