El Plan Moves III es la 3ª edición del programa de incentivos ligados a la movilidad eléctrica, eficiente y sostenible del Gobierno, puesto en marcha el 10 de abril y manteniéndose vigente hasta el 31 de diciembre de 2023. Su objetivo, que la española, sea una movilidad sin emisiones para 2050.

Para conseguir este fin, es preciso promover el uso de vehículos eléctricos y, para ello, hacer que la compra sea más asequible reduciendo la hendidura que separa el coste de los modelos de combustión y los enchufables. Gracias a este objetivo nacen las ayudas gubernamentales para la adquisición de vehículos sostenibles y eficientes.

Tras una buena valoración de las anteriores ediciones, este año se han destinado más de 400 millones de euros en ayudas para la compra de vehículos eléctricos o híbridos enchufables y para la infraestructura de carga, encuadrando dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Europeo.

Las Comunidades Autónomas se encargarán de gestionar las ayudas. El 20 de septiembre se pondrá en marcha en Andalucía, recibiendo 71,35 millones de los que serán destinados 67,57 una vez hayan sido descontadas las inversiones y los costes de tramitación.

 

Este plan va destinado a prácticamente cualquier persona o entidad, desde personas físicas, empresas, autónomos, comunidades de propietarios, entidades locales y hasta administraciones y entidades públicas.

Principalmente los encargados de requerir esta ayuda son los concesionarios, a excepción de particulares y autónomos que deberán solicitar un formulario, que se tendrá en cuenta por orden de presentación hasta terminar con los recursos previstos.

Uno de los requisitos generales es poseer un vehículo con un precio inferior a 45.000€ (53.000€ si el vehículo es 100% eléctrico y cuenta con más de 5 plazas) y que además, cuente con una autonomía en modo eléctrico de, mínimo 30 km en turismos y furgonetas; y de 70 km para motocicletas, son los requisitos imprescindibles para optar a esta ayuda.

Los vehículos tendrán que ser nuevos o de stock, como por ejemplo, los km 0. Estos últimos deberán haber sido matriculados hasta 9 meses antes del 10 de abril.

Otra condición es la necesidad de achatarrar un vehículo con una antigüedad superior a 10 años en cuanto a turismos (M1) y superior a 7 en furgonetas o camiones ligeros (N1).

 

Las ayudas que ofrecen más destacables:

-Ayudas de 4.500€ si el precio del vehículo de pila de combustible o eléctrico es inferior a 45.000€, ascendiendo a 7.000€ si el vehículo antiguo es enviado al desguace para su achatarramiento.

-Ayudas para la instalación de puntos de recarga e infraestructuras públicas o privadas. Para contar con esta ayuda, los puntos de carga deberán de estar disponibles las 24 horas del día y los 365 días del año, siendo accesibles a todos los usuarios sin necesidad de contratar previamente el servicio mediante aplicaciones o plataformas. La cuantía de las ayudas dependerá del beneficiario, subvencionándose mediante el porcentaje de la inversión total, sin importe fijo.

-Los híbridos con autonomías superiores a 90 km en modo eléctrico, también optarán a dichas ayudas, y los híbridos con autonomía entre 30 y 90 km, recibirán un máximo de 5.000€, siendo la mitad sin achatarramiento. Con respecto a motocicletas eléctricas, serán subvencionadas las que cuenten con un precio inferior a 10.000€.

 

  • Cuantía de las ayudas (PHEV & EV) M1. Empresa privada:

 

  • Ayudas para la instalación de puntos de carga:

 

Nos sumamos a la marcha del Plan Moves III apostando por un mejor servició que ayudará a nuestros clientes a tener puntos de recarga en sus instalaciones.

Aprovechando que esta subvención incluye los cargadores necesarios, la instalación de los mismos, la derivación desde contadores, el coste del proyecto y las tasas necesarias, tendríamos la oportunidad de establecer un mayor número puntos de carga en aquellos lugares clave de la provincia de Málaga y la Costa del Sol.

 

 

¡Ya sabéis!

¡Apostad por la #movilidadsostenible!

El equipo de Activacar.