Es una realidad en España la falta de puntos de recarga, siendo esta una de las principales razones que condicionan al particular a la hora de adquirir un vehículo eléctrico y pasarse a la movilidad sostenible.

Las inversiones que esta habiendo por parte de los organismos europeos y las administraciones públicas se ven complementadas por iniciativas de ámbito privado que están siendo promovidas por empresas energéticas como Iberdrola y Endesa. Todas están anunciando distintos planes estratégicos enfocados a dotar de la suficiente infraestructura de recarga y asi posicionarse en el mercado de la movilidad eléctrica.

Son conscientes de que el proceso para crear una red de puntos de recarga en nuestro país es largo, requiriendo una inversión multimillonaria y ocupando muchos espacios públicos con estos nuevos cargadores. En esta década se espera que la mayor parte de nuestro parque móvil sea sustituido por coches eléctricos, convirtiéndose en esencial que haya suficientes cargadores para cubrir toda la demanda.

El coche eléctrico hay que concebirlo como un electrodoméstico, teniendo que estar preferiblemente enchufado cada vez que este aparcado. Es por ello por lo que no solo es necesario que las casas de particulares tengan un cargador, sino que espacios públicos, hoteles, restaurantes, playas, atracciones turísticas; todos estos sitios tengan una infraestructura de recarga.

Desde Activacar siempre apostamos por asociarnos con empresas punteras en el sector de la movilidad eléctrica, es por esto por lo que os queremos presentar a Juice, una empresa de ingeniería suiza especializada en la fabricación de puntos de recarga.

El producto que nos ha llamado la atención es el Juice Booster 2; un cargador portátil que permite una carga móvil de hasta 22 kW (ICCPD), siendo ideal como compañero de viaje, además de fácil y seguro de transportar. Este cargador es compatible con todos los tipos de vehículos eléctricos con toma de carga Tipo 1 o Tipo 2. Además, fue galardonado con el premio al mejor diseño en Alemania 2020.

Es capaz de cargar en 3 fases, de 1,4 a 22 kW con hasta 32 amperios, consiguiendo una media de recarga de 3-4 horas dependiendo de la batería del vehículo eléctrico.  Carga tanto en corriente continua (CC) como en corriente alterna (CA), permitiéndose la carga rápida en CCS.

Cuenta con todos los sistemas de seguridad pertinentes, cumpliendo la normativa IP67 y siendo resistente a temperaturas extremas.

El transformador tiene un cuadro de mando muy claro en el que las distintas luces indican el estado de la carga y el correcto funcionamiento del cargador portátil.

A su vez incluye multitud de adaptadores para todo tipo de enchufes y distintas potencias; permitiendo al usuario una gran flexibilidad a la hora de utilizarlo.

Es por todo ello que consideramos el Juice Booster 2 como un compañero de viaje esencial que facilitará enormemente la experiencia de recarga para el usuario, además de quitarle la preocupación y necesidad constante de buscar puntos de recarga en la vía pública.

¡Ya sabéis!

¡Apostad por la #movilidadsostenible!

El equipo de Activacar.